16
jul
12

Cámara de Corredores Inmobiliarios de la Provincia de Córdoba (CaCIC)




2° INFORME SECTOR

Junio 2012

ALQUILERES

La demanda de departamentos y casas es en esta época del año (marzo, abril y mayo) similar a la de años anteriores en igual período si bien se evidencia un pequeño descenso de ésta con respecto al primer trimestre de 2012 que corresponde al período de temporada alta.  Por su parte el incremento en los precios de las renovaciones se sitúa en un 20%

En cuanto a los locales comerciales, se observa que se ha ampliado el período de demora de alquiler de los mismos. Años anteriores era difícil encontrar locales desocupados en las arterias principales de la ciudad, salvo excepciones. Sin embargo, hoy podemos encontrar locales desocupados incluso de pocos metros que solían ser los más solicitados. Esto se debe a que el mercado hoy no convalida cualquier precio. Pero cuando los valores en que se ofrecen se ajustan a la realidad actual se consiguen interesados en forma inmediata.

Las oficinas corporativas se están ocupando a ritmo sostenido (venían de un exceso de oferta el año pasado) convirtiéndose en una alternativa  muy tenida en cuenta por las empresas que buscan mayor seguridad.

VENTAS

La restricción en la compra de dólares ha impactado de distinta forma según el tipo de operación inmobiliaria.  En principio se presentan dos situaciones de operaciones según sean entre particulares o entre particulares y empresas constructoras

En cuanto a las constructoras y en lo que respecta a ventas de contado o financiadas a corto plazo; Estas se han constituido en una alternativa de destino de aquellos inversores que tienen pesos en su poder ya que los desarrollistas necesitan los mismos para pagar mano de obra y materiales; por lo que el negocio cierra para ambos.  El ahorrista,  ante la imposibilidad de comprar dólares encuentra en el inmueble un medio para resguardar su capital a un valor de la divisa en un punto de equilibrio entre el oficial y el denominado “blue”. Por lo que como históricamente el inmueble está valuado en dólares, de esta manera llegan al mercado inmobiliario un dinero que de otro modo hubiera ido a la compra de dólares y a una caja de seguridad, por ejemplo.

En el caso de las ventas entre particulares, se ha complicado la negociación, ya que normalmente el vendedor quiere el 100% del precio de venta en dólares y esta es una gran limitación para el comprador que no accede a la divisa.  Entendemos que esta situación se irá acomodando con el paso del tiempo. Pero por el momento las operaciones se complican y aquellas que se realizan conllevan una ardua negociación respecto al valor del dólar;  o bien se encuentran encadenadas es decir, se vende una propiedad para comprar otra y queda un pequeño saldo de precio para cancelar en efectivo o a plazo. Por ello en este tipo de transacciones la caída de ventas ha sido considerable, optando algunos propietarios en ponerlas en alquiler.

Por otra parte, hay que considerar que los inmuebles han subido en pesos ya que una propiedad que salía U$S 100.000 hace un mes, era equivalente a $ 480 000.- y ahora lo es a $520.000 .- o más. Es importante destacar que las listas de precios no se han modificado pero los precios son conversables según sea la forma de pago.   Aquí hay que apelar a la transparencia del mercado para no inducir a engaño a clientes con supuestos de tomar el dólar a un valor oficial o menor que luego se compensa en un precio en pesos por encima de su valor de mercado.

Con respecto a las restricciones que comenzarán a regir a partir del 4 de Junio en los créditos hipotecarios, los mismos no harán variar la situación del mercado ya que actualmente no son significativos en el porcentaje de ventas totales. De todos modos al ser dinero proveniente del sistema financiero no pensamos que se vaya a restringir la compra de dólares sino que  solamente se deberá informar la operación a la AFIP, ampliándose el control que el Estado esta haciendo en toda la economía en general.

RIO CUARTO

Como nuestra entidad cuenta con delegación en esa ciudad, nuestros representantes nos informaron que el mercado inmobiliario de esa ciudad “no escapa” a las generalidades del mercado provincial y nacional esto es decir:

  • La venta de departamentos, en pozo, construidos y en construcción, rápidamente se han adaptado ofreciendo valores en pesos e inclusive se venden con financiamiento a 36 o 48 meses, cuotas en pesos ajustables por el índice de la construcción. Por lo que en este segmento del mercado no sólo no se ve caída, sino que se ve una oportunidad de que se vuelquen a esta opción los inversores en pesos.
  • Las restricciones para la compra de dólares ha traído aparejado una retracción en el mercado con una caída en las ventas (entre particulares)  de entre un 20 al 25%
  • La tendencia para favorecer la concreción de las operaciones es inducir a la “pesificación”, buscando para ello una apreciación del dólar entre el oficial y el paralelo
  • Los alquileres residenciales sufren un incremento, año a año, no inferior al 20%
  • Los contratos de alquileres residenciales, en un 90% o más, están contratados en Pesos por lo que no los incluye la problemática del dólar.

Para concluir, ante los factores externos existentes que influyen en la actividad inmobiliaria, se ha tenido que apelar a un equilibrio para el sostenimiento de las ventas, comprendiendo el mercado ofrece respuestas distintas según sean los actores que participan en las negociaciones y se hace necesario adaptarse con creatividad a los negocios y adecuarse  a la situación actual





Dejar un comentario

Para dejar un comentario es necesario que ingreses tu Nombre y un E-Mail válido, aunque este último no será publicado.
Los comentarios son moderados, aparecerán una vez que el administrador del sitio los apruebe